“Ha sido inolvidable consultar documentos redactados por los mismísimos protagonistas”

entrevista libro sie kommen
Aitor Delgado, autor del libro 'Sie Kommen! Génesis del Día D'
El santurtziarra Aitor Delgado ha publicado ‘Sie Kommen! Génesis del Día D’, un ensayo sobre el Desembarco de Normandía que “cambiará la visión que se tiene de esta operación militar”
“Ha sido inolvidable consultar documentos redactados por los mismísimos protagonistas”

Recientemente has publicado ‘Sie Kommen! Génesis del Día D’, ¿qué se encontrarán los lectores del libro?
Es un ensayo histórico, sencillo de leer, que versa sobre la planificación del desembarco de Normandía; la mayor operación anfibia de la Historia, ejecutada por el bando aliado en la Segunda Guerra Mundial. Voy desgranando todas las vicisitudes por las que atraviesa el proyecto de invasión, tanto desde el punto de vista alemán, como del aliado. Ésta es la característica que diferencia mi libro de otros, que no se basa en un solo bando, sino que da la oportunidad al lector, con datos objetivos, de llegar a conclusiones propias.

¿Qué te ha llevado a interesarte por este tema?
Me llamó mucho la atención, en primer lugar, la ‘historia’ del desembarco contada hasta la fecha. Los datos no me terminaban de encajar y me quedaban flecos sueltos: en cada libro el número de bajas era muy dispar, no se determinaba con precisión el número de fortificaciones alemanas, etc. Además, la cercanía física al lugar me ayudó a tomar la decisión de comenzar una investigación más pormenorizada. Por otro lado, es una gran batalla que tiene muchos alicientes para cualquier aficionado a la historia militar: un espectacular asalto aeronaval, acciones ya legendarias como las de Wittmann o Hollis, la participación de las mejores unidades de ambos ejércitos, etc. 

La labor de investigación, con más de 4.500 documentos, habrá sido ardua, ¿no es así?
Sí, es la parte más laboriosa pero, para mí, la más interesante y gratificante. Me ha permitido, durante los cinco años que ha durado el proceso, profundizar en el auténtico sentido del desembarco, conocer las vivencias de las personas que padecieron el conflicto a un lado y otro de la trinchera, y valorar su sacrificio. Al mismo tiempo, ha sido una gran responsabilidad y un honor contar con este material inédito para construir mi relato, la mayoría del cual pertenece a un coleccionista privado que me lo cedió amablemente. Ha sido inolvidable consultar los documentos redactados por los mismísimos protagonistas de los hechos y descubrir datos inéditos.

Has acudido hasta las zonas del desembarco y has hablado con asociaciones y testigos relacionadas con el asunto, ¿cómo ha sido esta experiencia?
Lo mismo que para un niño hablar con su ídolo. Guardo unos recuerdos preciosos de esas conversaciones y experiencias. Unos fueron más sentimentales y otros más profesionales, pero me quedo con el afán de cada persona o entidad pública por ayudar desinteresadamente. Todo han sido facilidades y agradezco su predisposición.

¿A qué hace referencia el título ‘Sie Kommen’?
Aquel que lea el libro lo entenderá, ya que termina con esta frase. Pero puedo adelantar que el significado de ‘Sie Kommen!’ es ‘ya vienen’. Es el colofón del informe que enviaron los vigías alemanes que localizaron la flota de invasión aquel 6 de junio de 1944. En el libro se aprecia que no solo fue una frase hecha, sino que fue la expresión de la superioridad material aliada plasmada ante los ojos de un soldado germano que llevaba años esperando la llegada de la amenaza enemiga. Aquel centinela fue el primero en darse cuenta de que el día tan temido había llegado.

¿Qué aspectos que desconocías te han llamado más la atención sobre el desembarco de Normandía?
Algunos de los más notables serían las injerencias políticas de ambos bandos en los asuntos militares y sus consecuencias desastrosas, el sorprendente número de accidentes evitables que sufren los zapadores alemanes encargados de sembrar minas, las luchas por el control de los escasos recursos dentro del régimen nazi por las diferentes organizaciones que lo conformaban y, cómo no, las miles de bajas que han quedado eclipsadas por el sacrificio del propio día D y que se produjeron durante la planificación previa. Todo esto y más detalles y anécdotas podrán encontrarse en el libro.

¿Ha cambiado tu visión del Día D a raíz de esta investigación?
Totalmente. Digamos que ya en la Primera Guerra Mundial, los países se dieron cuenta de que la propaganda era un arma tan poderosa como la artillería o los fusiles. A partir de esta conflagración, cada bando ha utilizado los diferentes medios a su alcance a fin de ensalzar o justificar sus acciones y culpabilizar y denigrar al contrario. El desembarco de Normandía no es ajeno, por lo que es necesario una relectura actual de los hechos dejando de lado fobias y filias. Creo que con este libro se ha conseguido un relato aséptico que cambiará la visión de esta operación.

Este ha sido tu primer libro, ¿tienes intención de continuar en el mundo de la literatura?
Sí, sobre todo seguir con la narración de la campaña normanda hasta la liberación de París. Tengo avanzado el segundo tomo, que tratará sobre la actuación de las divisiones paracaidistas aliadas el día D. Aparte, me gustaría hacer una guía turística de la región, fuera aparte de las ya conocidas playas del desembarco. Otro proyecto sería publicar las memorias de un soldado que sobrevivió en Normandía, ya que poseo su correspondencia desde 1941 y desvela sentimientos y experiencias dignas de no caer en el olvido.

“Ha sido inolvidable consultar documentos redactados por los mismísimos protagonistas”