El Ayuntamiento tendrá que volver a licitar las obras de la calle Iparragirre

retraso obras calle iparragirre
Se actuará sobre una superficie de 4.028 m2, con una reforma donde primará el carácter peatonal
La empresa adjudicataria ha renunciado debido a la coyuntura económica y social y al incremento de los precios de los materiales, por lo que el Consistorio debe iniciar de nuevo el proceso
El Ayuntamiento tendrá que volver a licitar las obras de la calle Iparragirre

Santurtzi deberá volver a sacar a licitación las obras de remodelación de la calle Iparragirre como consecuencia de que la empresa adjudicataria de las mismas ha renunciado a dicho contrato, según notificó al Consistorio hace escasos semanas.

Ante esta renuncia, el Ayuntamiento se ve en la obligación legal de rescindir el contrato con dicha empresa y proceder a la apertura de un nuevo proceso de licitación para los trabajos de esta calle, cuyo comienzo debería haber sido a finales del pasado año. Esto conllevará, de forma inevitable, un retraso en los plazos que a priori se estimaban para la realización de este proyecto.

Por su parte, la empresa adjudicataria de las obras ha alegado que la actual coyuntura económica y social, y el incremento de los materiales, les imposibilita hacer frente a este proyecto y, por ello, ha tomado la decisión de renunciar al mismo, una situación sobrevenida que obliga a volver a tramitar dichas obras para poder desarrollar con la mayor premura posible esta inversión que el Equipo de Gobierno considera prioritaria para Santurtzi y, en concreto, para los vecinos que residen en esta calle. 

Cabe recordar que, debido a la compleja y costosa ejecución de estos trabajos, el proyecto de mejora de toda la calle se llevará a cabo en fases diferenciadas, y entre los trabajos a realizar se encuentran la reposición del total de la calzada y aceras; renovación de la red de saneamiento, abastecimiento, alumbrado, etc.; mejoras en materia de accesibilidad y seguridad para peatones; y colocación de nuevo mobiliario urbano, como bancos, jardineras papeleras, etc 

En definitiva, se trata de una obra que mejorará todos los servicios de la calle sobre un área de actuación de 4.028 metros cuadrados y 300 metros lineales, con la que se pretende potenciar el uso peatonal, eliminando las barreras arquitectónicas existentes mediante la disposición de una plataforma única, e incluyendo superficies amuebladas, con zonas ajardinadas y arbolado, ganando nuevos espacios de estancia para la ciudadanía y con puntos para la recarga de vehículos eléctricos.

El Consistorio trabaja ya en la elaboración del nuevo pliego de condiciones, con el fin de comenzar la licitación e iniciar las obras a la mayor brevedad posible.

“Va a ser una reforma pensada en el Santurtzi que queremos a futuro, con criterios de eficacia y sostenibilidad, y primando el carácter peatonal de la zona, con un mayor espacio destinado al de las personas, ordenando el espacio urbano de una forma más amable y eficiente, incluyendo zonas verdes y arbolado, con menos zonas duras, y adaptando los espacios públicos con criterios de accesibilidad, proyectando recorridos peatonales más amplios y disponiendo una plataforma única, eliminando bordillos y escalones. Fue un compromiso que adquirimos con los y las vecinas de la zona y estamos ante una inversión que resulta prioritaria dentro de los trabajos a ejecutar en nuestro pueblo, afrontando una reforma integral”, anunció la alcaldesa, Aintzane Urkijo, hace unos meses en la presentación de las obras.

El Ayuntamiento tendrá que volver a licitar las obras de la calle Iparragirre