El torreón del Serantes estará reformado para la próxima celebración de Kornites

Se procederá a la instalación de carteles informativos
Se procederá a la instalación de carteles informativos
Con una inversión de más de 270.000 euros
El torreón del Serantes estará reformado para la próxima celebración de Kornites

El pasado mes de octubre comenzaron las obras del proyecto para la sociabilización y puesta en valor del torreón del Serantes, unos trabajos que concluirán coincidiendo con la celebración de la romería de Kornites. Con un presupuesto de prácticamente 250.000 euros, se pretende recuperar la más antigua fortificación de dicho monte. “El monte Serantes es patrimonio de todos y así debemos cuidarlo y mantenerlo”, ha señalado la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo, en la visita que esta mañana ha realizado a las obras. 

Además de estos trabajos para recuperar el torreón, el monte Serantes está siendo objeto de otras mejoras significativas. Se trata de algunas destinadas a la conservación de la fauna y flora autóctonas, la educación ambiental y su uso y disfrute por parte de las personas visitantes. “Hemos querido aprovechar para hacer una serie de mejoras básicas que solventen de una manera eficaz y sencilla estos servicios para formen parte del paisaje del monte Serantes en condiciones óptimas”. Entre estas labores, para las que se ha destinado una partida adicional de 20.000 euros, se encuentran algunas como mantener en óptimas condiciones los hábitats creados, pintar y mejorar el observatorio de aves, reparar vallados de las charcas, colocar carteles informativos en la subida por Mamariga o acondicionar las parcelas de huertos, acondicionando los accesos. 

En lo que respecta al torreón, cabe recordar que se comenzó la construcción del mismo a finales de 1879 y se finalizó a mediados de 1881. Esta es de planta cuadrangular, originalmente compuesta por dos plantas más la azotea, que servía de puesto de vigía. Tanto el terreno como el torreón fueron adquiridos en subasta pública por el consistorio santurtziarra en 1962. 

Previo a los trabajos que ahora se están acometiendo, el torreón se encontraba en estado de ruina, habiendo perdido la techumbre, y varias de las paredes se habían empezado a caer, con los consiguientes escombros acumulados al pie del torreón. 

A pesar de todo esto, el torreón –de alrededor de 70 metros cuadrados- conservaba entonces cerca del 80% de sus muros y por ello “era el momento decisivo para restituir sus partes perdidas y poder así ser recuperado en su integridad”, ha señalado Urkijo. 

“En octubre comenzamos con los trabajos de desbroce, limpieza de la zona y desescombro del espacio interior del torreón. Una vez hechos, se ha procedido a rehabilitar los muros existentes y, a realizar la construcción de una estructura interior para poder acceder al torreón”. “También hemos planteado un sistema de iluminación del torreón, mediante un sistema de luminarias proyectores, que alumbren al propio torreón, y que hagan que el mismo se vea de noche”. 

Con esta actuación “recuperamos parte de una historia latente de nuestro pueblo, logrando asimismo el disfrute de los y las santurtziarras, tal y como nos comprometimos a realizar y como nos lo han solicitado a través de los diferentes mecanismos de participación ciudadana”.

El torreón del Serantes estará reformado para la próxima celebración de Kornites